El insulto: los dos lados de la moneda

 

1-No es el insulto el que te daña, lo que te daña, es la creencia que tienes que el insulto te ha dañado

Alejandro Jodorowsky

2-Nadie necesita la aprobación de los demás, pero nadie necesita los insultos de los demás. Nadie es una isla, nadie puede decir que no necesita a nadie. Nosotros influenciamos y somos influenciados unos por los otros, desde el día que hemos sido engendrados en el vientre de nuestra madre, si nadie nos hubiera concebido, nadie estaría aquí.

Lucimara Mendes

La primera idea sobre el insulto es cierta, una vez adultos  aprendemos a decidir y a rechazar los insultos y las palabras que nos hacen sentir mal. Es una cuestión de actitud.

La segunda idea también es correcta, en mi punto de vista.

Todos sabemos que, las palabras tienen ese poder de influir en nuestro estado interno. Y eso es justamente lo que trata la Programación Neurolingüística: Cómo las palabras, (la lingüística) comunicación analógica, afecta nuestro sistema neurológico. ¡!!Uaw que fuerte!!! Y la PNL Educación aborda el tema en el ámbito de la educación, para mejorar el aprendizaje y la enseñanza.

Si un niño pasa horas siendo insultado, días, meses o años, dime, cuál será el resultado en la vida de esa  criatura,( en la mayoría de los casos, la autoestima de ese niño será afectada negativamente)  y si lo mismo pasa a un adulto, que es privado de buena compañía, de buenas palabras, de palabras positivas, seguro que éste tendrá que desarrollar un sistema de defensa y auto-control muy fuerte, para no dejarse llevar por las palabras negativas que escucha.

El uso de un vocabulario adecuado, positivo, que motive a los niños y a las personas de nuestro entorno, es tan importante como comer una comida sana y nutritiva, y se podría comparar los insultos, las palabras negativas, a una comida envenenada o podrida, que con el tiempo, mata o deja enfermo al que la come. Si tienes la posibilidad de elegir, y creo que casi siempre la tenemos, aléjate de  un entorno ofensivo, agresivo, donde escuchas constantemente, palabras desagradables acerca de tu persona, eso no te hará bien, y para superarlo, tendrás que trabar una lucha diaria, en contra de esas palabras, y a largo plazo, esa situación se reflejará en tus emociones, en tu manera de pensar y actuar.

Hay un dicho que dice: dime con quién andas y te diré quién eres, y yo digo: -Dime que palabras escuchas con frecuencia, que ves, que lees y te diré en que te convertirás.

“Las palabras son “expertas programadoras” de pensamientos, comportamientos y actitudes, pueden ser como un arma que destruí, una medicina que cura o una vitamina que fortalece”.

 

Escrito por Lucimara Mendes (c)

Todos los derechos reservados

About these ads

Un pensamiento en “El insulto: los dos lados de la moneda

  1. Ingeborg dice:

    I’d like to thank you for the efforts you’ve put in writing this website.
    I’m hoping to see the same high-grade blog posts by you in the future as well. In truth, your creative writing abilities has motivated me to get my very own website now ;)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s